Foto por:Jennifer Chernoff

Sin lugar a dudas el cultivo de Pimiento es uno de los cultivos veraniegos más conocidos y realizados en todos los huertos familiares. Su fruto -el pimiento- es una hortaliza muy valorada en cocina y es consumida de muy diversas formas.

Para que nadie tenga ninguna duda a la hora de cultivar Pimiento en su huerto en casa desde Semillas Huerta y Jardín hemos elaborado un pequeño manual donde podéis averiguar todos los secretos del cultivo. 

Este pequeño manual esta desarrolado en tres puntos. En el punto nº1 podéis ver la época de siembra de semillas de pimiento, como se siembran, cual es el marco de plantación, necesidades de riego, requerimientos de abonado, etc. En el punto nº2 hablamos de técnicas que podemos emplear en el cultivo de pimientos y en el punto nº3 de las plagas y enfermedades.

1.- Cómo sembrar y cultivar Pimiento en tu huerto familiar

El Pimiento tiene su origen en Sudamérica donde se cultivaba desde la antiguedad. Fue introducido por los españoles trás el descubrimiento en España y de aquí paso al resto del continente europeo y del mundo. Típico cultivo veraniego en el huerto familiar en casa se cultiva para consumirlo fresco, para realizar conserva y para pimentón. 

Pertenece a la familia de las solanáceas al igual que el tomate y la berenjena. Es una planta perenne con cultivo anual. Sus dimensiones varian dependiendo de la variedad, algunas de ellas pueden llegar a alcanzar más de 1.5 metros de altura. Sus raíces son largas llegando a alcanzar un metro de longitud de manera horizontal.

La planta esta formada por un tallo grueso que se ramifica en dos o tres tallos más, a la vez estos tallos se vuelven a ramificar. Las hojas son grandes  de forma alargada y puntiaguada de color verde brillante. Las flores son de color blanco muy pequeñas. El fruto es el pimiento que puede ser de múltiples formas: cuadrados, redondos, en forma de cono, triangulares, etc. El color del pimiento también depende de la variedad pueden ser de color rojo, amarillo, blancos, verdes...

Entre las propiedades del pimiento se pueden destacar su alto contenido en vitamina C y sus propiedades antireumáticas.

Requisitos en el cultivo del Pimiento

 
Clima, temperatura y luminosidad

Requiere de climas cálidos, con temperaturas que oscilen entren los 15-30º. Necesita temperaturas más alta que su primo hermano el tomate y algo menos altas que la berenjena. Es exigente en luminosidad principalmente en la fase de crecimiento y floración.
 
Suelo

Requiere de suelos profundos, fértiles, con buena textura y que drenen extraordinariamente bien.

Abonado

Es exigente en nutrientes. Necesita de un buen abonado de fondo con humus antes de iniciarse el cultivo, de esta manera se le aportarán los nutrientes necesarios para su desarrollo. Durante el cultivo se realizarán abonados de cobertura con materia orgánica bien descompuesta.

Riego

Requiere de riegos frecuentes que le suministren gran cantidad de agua, pero siempre evitaremos los encharcamientos para evitar pudriciones de la planta. Es conveniente aplicar un riego por goteo para evitar los encharcamientos.

Siembra y cultivo

Las semillas se siembran desde el mes de Enero hasta el mes de Mayo, en algunas variedades se alarga el periodo de siembra hasta el mes de Junio. Las semillas se siembran en semillero -protegido del frío- en caso de que se realice la siembra en los meses de invierno. Posteriormente en primavera se pueden realizar al aire libre.

Trasplante

El trasplante de las plantitas a su lugar definitivo se realiza cuando estas tienen 15-20 cms de altura.

Marco de plantación

El marco de plantación del cultivo va en función de la variedad cultivada y oscila entre los 40-50 cms entre plantas y 70-90 cms entre líneas. 

Recolección

La recolección de los primeros pimientos se realiza a partir del cuarto mes desde el trasplante.

2.- Técnicas de cultivo en el cultivo de Pimiento

Entre las técnicas de cultivo que podemos aplicar en el cultivo de Pimiento para conseguir mejores frutos -pimientos- y de mayor calidad podemos citar las siguientes: el aporcado, la poda, el tutorado y el aclarado.

Aporcado 

Con esta técnica lo que hacemos es cubrir con sustrato el tallo grueso de la planta -el tronco- lo que conseguimos es reforzar la base de la planta y favorecer de esta manera su desarrollo radicular.

Poda 

La poda se realiza desde antiguo, lo que se pretende conseguir es que la planta se desarrolle con mas fuerza y a la vez este más aireada. Se realiza una poda de tallos, brotes y exceso de follaje dejando tan solo los tallos principales, quedando los frutos más libres y menos ocultos consiguiendo un mayor desarrollo en tamaño.

Tutorado 

Realizando esta práctica se mantiene la planta más erguida evitando que los tallos principales se rompan debido al peso de los frutos. Mediante el tutorado se consigue que la planta alcance mayor altura, tenga más aireación, se puedan controlar mejor plagas y enfermedades y se obtengan mejores frutos. El tutorado se realiza colocando cañas en cada extremo de las líneas del cultivo que estan unidas entre si por distintas líneas de cuerda colocada de manera horizontal a las cuales estan sujetas las plantas.

Aclarado de frutos 

Mediante el aclarado se eliminan los primeros frutos que aparecen en la primera cruz de tallos de la planta. De esta manera los próximos frutos que produzca la planta serán de mayor tamaño y calidad. 

Asociación con cultivos favorables

Asociando el cultivo de pimiento con cultivos de Tomates, Berenjenas, Albahaca y Perejil, conseguiremos plantas más desarrolladas y con frutos de mejor sabor. Gracias a la Albahaca y el Perejil se ahuyentarán plagas de pulgones, mosca blanca y chinches.

Asociación de cultivos desfavorables

Si antes hablabamos de asociar el cultivo de Pimiento con Tomates, Berenjenas, Albahaca y Perejil por los beneficios que esto tiene, ahora tenemos que decir que nunca hay que asociar su cultivo con cultivos de Guisantes y Pepinos.

3.- Plagas y enfermedades en el cultivo de Pimiento

A la hora de cultivar pimientos en el huerto en casa nos pueden aparecer problemas con distintas plagas y enfermedades. Como siempre desde Semillas Huerta y Jardín abogamos por la prevención antes que recurrir a tratamientos de choque. La mejor manera de prevenir plagas y enfermedades en nuestros cultivos es conseguir la mayor biodiversidad en nuestro huerto. En el medio y largo plazo nuestro huerto será un ecosistema totalmente equilibrado donde plagas y enfermedades no tendrán cabida.

A continuación vamos a enumerar las plagas y enfermedades más importantes que se nos pueden presentar a la hora de cultivar Pimiento en el huerto familiar.

Plagas

Araña Roja. La araña roja es un ácaro -no una araña- a la que se le llama así ya que teje una especie de telaraña en el envés de las hojas donde se refugia. Es de tamaño milimétrico y se esconde en el envés de las hojas. Posee una boca chupadora que se alimenta de las células de la planta debilitandola e impidiendo que realice la fotosíntesis. Son muy peligrosas ya que pueden matar la planta sobre todo cuando esta es joven. Aparecen en condiciones ambientales de altas temperaturas y baja humedad. Saber más de la araña roja.

Pulgón. El pulgón es otro de los insectos dañinos más peligrosos para el cultivo de Pimiento. Es un pequeño insecto que puede ser alado o no y que tiene una cabeza chupadora con la cual penetra la planta y se alimenta de sus jugos. A la vez que se alimenta va dejando desechos -una sustancia azucarada llamada melaza- que mancha las hojas de la planta y que se convierte en un caldo de cultivo para bacterias y enfermedades. Estas melaza impide que la planta realice convenientemente la fotosíntesis con los problemas que esto origina a la planta. Son especialmente peligrosos en condiciones de temperaturas altas -se desarrollan muy rápido-. Saber más sobre el pulgón.

Mosca Blanca. Estos insectos son homópteros al igual que los pulgones aunque son exclusivamente alados, son de color amarillento con dos  alas de color blanco tienen una cabeza chupadora que entra en el envés de las hojas y chupa la savia de la plantas. Los individuos adultos se depositan en la plantas jovenes y ponen sus huevos en el envés de las hojas, nada más salir las larvas ya empiezan a alimentarse junto con los adultos de la savia de la planta. Al alimentarse manchan la planta con melaza que es caldo de cultivo para enfermedades y virus. Saber más sobre la mosca blanca.

Enfermedades

Oídio. Es una enfermedad provocada por un hongo. Su desarrollo provoca en la planta una especie de capa de polvo color ceniza sobre hojas y tallos. Se desarrolla en condiciones de humedad y desaparece en condiciones de temperaturas altas. Saber más sobre el oídio. Un tratamiento de choque ecológico muy eficaz es tratar la enfermedad con cola de caballo.

Mildiu. Enfermedad que provoca un conjunto de hongos produciendo machas de color amarillento y blanco en las hojas y tallos. Pudre la parte afectada secandola. Saber más sobre el mildiu.

Negrilla. El hongo que causa la negrilla se desarrolla extraordinariamente bien en la melaza que segrega el pulgón y la mosca blanca al alimentarse. Saber más sobre la negrilla.

Virus

Los virus son pequeños organismo practicamente invisibles hasta con un microcospio. Y se transmiten a las plantas a través de organismos vivos o sin vida. Son transmitidos a traves de plagas de insectos dañinos, a través de las herramientas de trabajo infectadas con el virus e incluso a través de nuestra ropa si previamente hemos estado manipulando plantas infectadas. En el cultivo del Pimiento el virus que se desarrolla es el virus moteado suave pimiento.

Si quieres conocer más sobre plagas y enfermedades puedes visitar nuestro Magazine Vive Cultivando en su categoría plagas y enfermedades.

Y ya por último comentar que en Semillas Huerta y Jardín podréis encontrar un amplio catálogo de semillas de Pimiento.